Ni libros ni rosas. ¿Un mundo feliz?

noviembre 22, 2009

 

Aldous Huxley escribió en 1932 Un mundo feliz, una distopía (utopía en negativo) de la humanidad mediado el siglo XX en la que trata de forma novelada, entre otros muchos temas,  el condicionamiento psicológico y cultural del comportamiento humano. Como complemento a lo que hemos estudiado en el tema del Aprendizaje sería interesante que leyeras el capítulo II  de esta novela y reflexionaras sobre el poder del control conductual y sus consecuencias. Si, después de leer estas pocas páginas, te atrapa la novela y quieres más, puedes elegirla como libro para recensionar en el segundo trimestre (si así lo decidieras tienes que comunicármelo para que te dé instrucciones de cómo hacer el trabajo).

Las páginas seleccionadas las tienes Aquí.


Aprendizaje. El enfoque constructivista (Vigotsky, Piaget, Ausubel y Novak)

noviembre 8, 2009

Como complemento al apartado 6.7 (pág. 125) de tu libro de texto, te recomiendo este video donde se recoge lo fundamental de la aportación de los cognitivistas al estudio del Aprendizaje.


Tema 6: APRENDIZAJE

noviembre 7, 2009

El aprendizaje por insight

kohlerkoehler02

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tu libro de texto no recoge el procedimiento de aprendizaje conocido como comprensión súbita (ese del ¡ahá!, ¡eureka!) y que estudió el psicólogo gestaltista Wolfgang Köhler durante la Primera Guerra Mundial. Köhler residía en Tenerife ejerciendo, para el gobierno alemán, labores de espionaje del tráfico marítimo de submarinos, pero, además de esto, realizó una serie de experimentos con chimpancés buscando una confirmación de la inteligencia animal. En su libro The Mentality of Apes, publicado en 1925, describe los experimentos realizados. En uno de los más famosos, colgó un plátano inaccesible para el chimpancé y dejó unas cuantas cajas desperdigadas por la jaula. Al principio, el chimpancé saltaba reiteradamente intentando alcanzar el plátano y fracasaba una y otra vez (ensayo-error), hasta que ‘de repente’ (insight) pareció analizar el problema y llegó a la conclusión de que, apilando las cajas unas encima de otras, podría subirse en ellas y alcanzar el alimento.

Otro experimento consistió en situar un plátano a una distancia tal de la jaula que el chimpancé no pudiese llegar a él. Sin embargo, le proporcionaba dos palos insertables uno en otro. Tras un periodo de tiempo contemplando la situación, el chimpancé tenía una intuición y actuaba: insertaba un palo en otro y así lograba alcanzar el plátano atrayéndolo con el palo alargado.

De todo ello, Köhler concluyó que:

-el chimpancé resolvía el problema mediante una comprensión súbita (insight, en inglés) del mismo. Esto significa que el animal reconstruía activamente los datos de su campo perceptivo, de modo que captaba la relación entre varios objetos (cajas, palos) y la solución del problema (alcanzar el alimento). 

-este modo de proceder se da en especies animales con cerebros suficientemente desarrollados, como el chimpancé y el hombre. Sin embargo, existe una diferencia: el chimpancé debe percibir simultáneamente todos los elementos involucrados en el problema; el hombre, en cambio, debido a su capacidad de abstracción, no lo necesita.

Este es otro caso de comprensión súbita:

En 1984, Robert Epstein, un discípulo de Skinner, publicó en la revista Nature un experimento en el que se entrenó a unas palomas en los siguientes tres repertorios de conducta:

1) Picar una pequeña banana de plástico

2) Empujar una cajita hacia un punto del suelo marcado con una mancha (colocada en diversas posiciones aleatorias durante el entrenamiento)

3) Subirse a la cajita

Después de que dichos repertorios fueran entrenados por separado, se enfrentó a las palomas al nuevo problema: se colocó la banana a una altura inaccesible y una cajita en un lugar aleatoriamente elegido. Al principio, la paloma se mostró torpe, como los monos de Köhler, tratando de alcanzar mediante saltos la banana. Pero en muy poco tiempo “se hizo la luz” en su cabecita: empuja la caja bajo la banana, se encarama en ella y acaba picando el plátano. Observa…

Esta última historia también tiene a los monos como protagonistas. No ejemplifica el aprendizaje por comprensión súbita, pero sí otros muchos temas como el papel de los estímulos aversivos en el condicionamiento operante, el aprendizaje de evitación, el aprendizaje social y la formación de actitudes. Y, sobre todo, te puede hacer pensar en por qué hacemos las cosas como las hacemos.

monosUn grupo de científicos encerró a cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y, sobre ella, un montón de bananas. Cuando un mono subía la escalera para agarrar las bananas, los científicos lanzaban un chorro de agua fría sobre los que quedaban en el suelo.

Después de algún tiempo, cuando un mono iba a subir la escalera, los otros lo molían a palos. Pasado algún tiempo más, ningún mono subía la escalera, a pesar de la tentación de las bananas. Entonces, los científicos sustituyeron uno de los monos. La primera cosa que hizo fue subir la escalera, siendo rápidamente bajado por los otros, quienes le pegaron.

Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo ya no subió más la escalera. Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo. El primer sustituto participó con entusiasmo de la paliza al novato.

Un tercero fue cambiado, y se repitió el hecho. El cuarto y, finalmente, el último de los veteranos fue sustituido. Los científicos quedaron, entonces, con un grupo de cinco monos que, aun cuando nunca recibieron un baño de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentase llegar a las bananas. Si fuese posible preguntar a algunos de ellos por qué pegaban a quien intentase subir la escalera, con certeza la respuesta sería: “No sé, las cosas siempre se han hecho así, aquí…”

 


Tema 6: APRENDIZAJE

noviembre 7, 2009

El moldeamiento de la conducta

Estos tres videos demuestran experimentalmente cómo se puede modificar la conducta de la gente (condicionamiento) en un sentido positivo hacia un comportamiento deseable (civismo, ejercicio físico,…) reforzando las respuestas adecuadas con un poco de diversión. La ley del efecto, de Thorndike, y el condicionamiento operante de Skinner, entran en acción. También has de saber que la experiencia se hizo en Estocolmo (por si te pareciera que el contexto cultural tuviera algo que ver en la conducta) y que la Volkswagen parece interesada también en que se asocie su marca con el civismo.

 


Sensación, Percepción y Atención. Para saber más…

noviembre 3, 2009

“Los estímulos del mundo externo bombardean nuestro cuerpo las veinticuatro horas del día. Entretanto, en un mundo silencioso y amortiguado, nuestro cerebro flota en la oscuridad más absoluta. Esto plantea una pregunta, que precede a la psicología en miles de años y que inspiró su nacimiento hace un siglo: ¿Cómo penetra en el interior el mundo exterior?” (David G. Myers)

 

PSICOLOGÍA DEL COLOR

Un tema fecundo y apasionante sobre el que podrías hacer el trabajo de investigación de este curso es el de la Psicología de los colores. Los colores tienen una dimensión física (Newton nos puso sobre la pista de sus diferentes longitudes de onda), una dimensión sociocultural (aquí el luto es negro y en Oriente es blanco, el rojo es el color de los suspensos y los números deudores) y una dimensión psicológica (“la vie en rose” que cantaba Edith Piaf -ya sé que no sabes quién es… pues busca, busca… te sorprenderá el revival). Que los colores pintan, y mucho, lo saben, además de los pintores, los arquitectos, los urbanistas, los diseñadores de moda, los publicistas, los fabricantes de coches, los de la Fábrica de Moneda y Timbre…). 

Para que quien se quiera introducir en el tema le propongo algunos documentales.

La psicología y los colores

Los colores y el marketing  

 

psicologia_color[1]

 A quien quiera profundizar, le recomiendo la lectura de

EVA HELLER: Psicología del color. Cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón,

editorial Gustavo Gili, Barcelona, 2004, 288 págs. 

Este libro trata la relación de los colores con los sentimientos y demuestra cómo ambos no se combinan al azar, pues la asociación de un color con un determinado sentimiento no es una cuestión de gusto particular, sino una experiencia universal profundamente enraizada en nuestro lenguaje y en nuestro pensamiento.
Si te lees el libro, y lo recensionas, valdría como lectura obligatoria del segundo trimestre (en lugar del libro de Viktor Frankl o el de Oliver Sacks).

  

  

SINESTESIA

La sinestesia consiste en la mezcla de impresiones de sentidos diferentes: la estimulación de un sentido produce también percepciones en otros sentidos. Un sinestésico suma sensaciones: puede oír colores, ver sonidos y degustar palpando. No se trata de que asocie una cosa con otra (como hacemos casi todos: la soledad con el ¿azul?, la voz suave y sugerente con el terciopelo, las notas musicales que nos pellizcan el alma… “Tu nombre me sabe a hierba”, cantaba Serrat), o de que le parezca sentirlo: es que lo siente realmente. Algunos tratados de Psicopatología consideran la sinestesia un trastorno de la percepción; otros ven esta hipersensibilidad no como una patología sino como un maravilloso don: genios como el músico Alexander Scriabin, el pintor Kandinsky o el novelista Nabokov han sido sinestésicos. ¿Acaso tienes tú esta cualidad? Has de saber que la sinestesia perceptiva es hereditaria. Si tus genes no te han jugado esa buena pasada, puedes contentarte con otro tipo de sinestesia, también muy creativa: es la sinestesia como figura literaria. Consiste en un juego de palabras en el que un adjetivo se desplaza de un campo sensorial a otro. Emula tú algunos ejemplos como estos de los clásicos:

“Dos cosas despertaron mis antojos
extranjeras no al alma, a los sentidos:
Marino, gran pintor de los oídos,
y Rubens, gran poeta de los ojos…”
(Lope de Vega)

“Escucho con los ojos a los muertos…” (Francisco de Quevedo)

“que el alma que hablar puede con los ojos
también puede besar con la mirada” (G. A. Bécquer)

Este documental de REDES explica la sinestesia de manera científica y muy atractiva. ¿Ya te hueles lo que te voy a decir? … Saboréalo oyendo lo que ves

Flipar en colores (30 minutos)

[blip.tv ?posts_id=1760847&dest=-1] 

 


El tema 4: sensación, percepción y atención

noviembre 2, 2009

1_La_nina_enferma_1885_Oslo_Munch

Después de unos días fuera de juego, aquí estoy…

Sin duda alguna, nadie tiene la culpa del retraso que ocasiona cinco o seis días de clase “sin clase”. Pero bueno, aquí estamos otra vez, no para recuperar el tiempo perdido, pero sí para acelerar los pasos por la materia de Psicología.

Como comentamos, continuaremos con el tema 4: “SENSACIÓN, PERCEPCIÓN Y ATENCIÓN”. Y, como viene siendo habitual, necesitáis algunos textos y actividades para seguir el tema. Aquí los tenéis todos para que los descarguéis:

ACTIVIDADES


Tengo la sensación…

noviembre 2, 2009

CSM107809… de que esto ya lo he vivido o he sido testigo de ello en otra ocasión: Déjà vu. El término paramnesia describe esta sensación.

… de que esto lo he vivido antes y sé, por tanto, cómo va a acabar. Es una sensación más intensa que la anterior: déjà vécu.

… de recordar algo, pero no logro hacerlo claramente. “Lo tengo en la punta de la lengua”: Presque vu.

… de que lo que debería haber hecho en un momento determinado anterior, me ha venido a la mente demasiado tarde: L’ sprit de l’ escalier. Este sensación se acompaña de un sentimiento de pesar. La palabra alemana “reppenwitz” describe la misma idea.

… de haber estado en este lugar ya antes, aunque jamás se haya visitado: Déjà visité.

Más fuerte que la sensación es la incapacidad de reconocer rostros de personas u objetos familiares. Quien experimenta este trastorno es normalmente capaz de reconocer a las personas por otros detalles, como su perfume, su pelo, el sonido de su voz, o incluso su forma de andar. Se llama Prosopagnosia y veréis un caso típico cuando leáis el libro de Oliver Sacks “El hombre que confunció a su mujer con un sombrero”.

… de no reconocer esta situación, a pesar de saber racionalmente que he estado en ella antes. Cotidianamente ocurre cuando alguien momentáneamente no reconoce a una persona, una palabra, o un lugar que ya conoce. Chris Moulin, de la Universidad de Leeds, pidió a 92 voluntarios escribir la palabra “puerta” 30 veces en 60 segundos. Informó que el 68% de los sujetos mostraron síntomas de jamais vu, empezando a dudar si “puerta” era una palabra real. Hay quien sostiene que  jamais vu puede ser un síntoma de fatiga cerebral.

La creencia de que personas conocidas tienen otra identidad es un trastorno delirante que recibe el nombre de Síndrome de Frégoli. Se caracteriza por que quienes lo padecen se sienten perseguidos por una persona a la que creen ver en todas partes, por un individuo que es capaz de adquirir la apariencia de alguien conocido, el aspecto de personas de su entorno familiar cambiando la cara como si fuera un actor.

El Mal o Síndrome de Capgras es un trastorno mental que afecta a la capacidad de identificación del sujeto. Éste cree que una persona, generalmente un familiar, es reemplazado por un impostor idéntico a esa persona. ue nombrada en honor a Jean Marie Joseph Capgras, psiquiatra francés que reconoció la enfermedad bajo el nombre de l’illusion des sosies (ilusión de los dobles) en 1923.  Capgras recogió el caso de una mujer de 74 años que afirmaba que su esposo había sido remplazado por un extraño. La paciente reconocía con facilidad a los demás familiares, a todos excepto a su esposo.

Fuentes:

http://20minutos.es

http://es.wikipedia.org